Evangelio Meditado martes 11 de febrero 2014

Publicado por en Feb 12, 2014 en Noticias | Comentarios desactivados en Evangelio Meditado martes 11 de febrero 2014

Evangelio Meditado martes 11 de febrero 2014

 

Lectura del Evangelio según San Marcos 7,1-13.

Los fariseos con algunos escribas llegados de Jerusalén se acercaron a Jesús,
y vieron que algunos de sus discípulos comían con las manos impuras, es decir, sin lavar. Los fariseos, en efecto, y los judíos en general, no comen sin lavarse antes cuidadosamente las manos, siguiendo la tradición de sus antepasados; y al volver del mercado, no comen sin hacer primero las abluciones. Además, hay muchas otras prácticas, a las que están aferrados por tradición, como el lavado de los vasos, de las jarras y de la vajilla de bronce.
Entonces los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús: “¿Por qué tus discípulos no proceden de acuerdo con la tradición de nuestros antepasados, sino que comen con las manos impuras?”.
El les respondió: “¡Hipócritas! Bien profetizó de ustedes Isaías, en el pasaje de la Escritura que dice: Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me rinde culto: las doctrinas que enseñan no son sino preceptos humanos.
Ustedes dejan de lado el mandamiento de Dios, por seguir la tradición de los hombres”.
Y les decía: “Por mantenerse fieles a su tradición, ustedes descartan tranquilamente el mandamiento de Dios.
Porque Moisés dijo: Honra a tu padre y a tu madre, y además: El que maldice a su padre y a su madre será condenado a muerte.
En cambio, ustedes afirman: ‘Si alguien dice a su padre o a su madre: Declaro corbán -es decir, ofrenda sagrada- todo aquello con lo que podría ayudarte…’
En ese caso, le permiten no hacer más nada por su padre o por su madre.
Así anulan la palabra de Dios por la tradición que ustedes mismos se han transmitido. ¡Y como estas, hacen muchas otras cosas!”.

Palabra del Señor

Este evangelio, viene como anillo al dedo a los tiempos en los que vivimos, en los que el catolicismo se ha convertido en una especie de organización humanitaria para paliar los males y sufrimientos terrenales que aquejan al ser humano en lugar de buscar la salvación de sus almas.

Ese “ama al prójimo y haz lo que quieras”, no es el mandato divino, sino un antropocentrismo satánico fundamentado en el ego de la raza humana que se atreve a crear un dios a su imagen y semejanza que le sirva en todas sus necesidades.

Esto NO ES la enseñanza de Cristo, que pide que renunciemos a nosotros mismos y nos sometamos a Dios, le amemos y cumplamos su voluntad por encima de todo.

Y en consecuencia, cualquiera que anuncie un evangelio diferente a este, por muy bonito que suene, no enseña la verdad de Cristo sino una doctrina de hombres.

“¡Hipócritas! Bien profetizó de ustedes Isaías, en el pasaje de la Escritura que dice: Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me rinde culto: las doctrinas que enseñan no son sino preceptos humanos.
Ustedes dejan de lado el mandamiento de Dios, por seguir la tradición de los hombres”

Hacer el bien puede ser algo muy loable, pero de nada sirve dar la vida si uno no ama al Señor.

Esforcémonos en permanecer en la verdadera y santa doctrina de Cristo cumpliendo a cada instante la voluntad del Señor, pese lo que pese, duela lo que duela.

ID); ?>